Astrid Carolina: Su historia

Astrid Carolina

Hola, Yo soy Lizeth hermana de Astrid Carolina, seré yo quien cuente su caso, ya que ella no puede, antes de la vacuna ella era una niña llena de energía, alegre, con sueños, totalmente sana, ni una gripa ni nada, era muy activa, le gustaba ir ayudar a nuestra mama hacer actividades con los niños del jardín infantil que era de mi mama, pero que tuvo que dejar a causa de la enfermedad de mi hermana. El día 3 de mayo del 2013 recibió la primera dosis de la Vacuna contra el VPH correspondiente al lote J002191, en la cual su vida sigue sin problemas hasta el 25 de octubre del 2013 en la que recibió la segunda dosis de la misma vacuna, luego de recibir la segunda dosis inmediatamente le empezó un fuerte dolor de cabeza, el cual duro dos días, siendo calmado con acetaminofén, acompañado el dolor de mareos y diarrea. Días después, entre ocho y 15 días, las rodillas empezaron a debilitarse, empezó a caerse en cualquier momento mientras caminaba, durando aproximadamente 20 min para volver a ponerse de pie, la fuerza de sus rodillas era cada vez menor, empezó a caminar coja, era extraño ya que decía que le dolía la rodilla izquierda pero cogía con la derecha, el pie derecho empezó a tener un pequeña desviación hacia afuera al caminar, al tiempo tenia temblores inexplicables en sus brazos y una perdida de peso exagerada. Se llevo a una cita de medicina general en la clínica corpas en Niza, el doctor le movió las pi
ernas y dijo que era un trauma del musculo por que se había golpeado, solo dijo que tenía que hacer terapia y esperar a que el musculo se mejorara, se le hicieron las terapias por particular en casa, pero ella no mejoraba si no que empeoraba, cada día se le hacía más difícil el caminar, para enero del 2014 necesitaba ir apoyada de alguien o algo para sentirse segura.

Se pidió otra cita medica la cual la dieron para febrero en la misma clínica pero en la sede de suba y otra en la clínica Roosevelt, en la segunda dijeron que ella tenía un problema psicológico, que era algo causado por el estrés, esto fue apoyado por la psicóloga del colegio quien dijo que ella estaba sopesando algo que le había sucedido en su dolor en las piernas, pero por el contrario la doctora en la Corpas le envió unos electromiografías, y una orden para neurología. Para la cita de neurología sus pies se estában cayendo, en esa mima cita la hospitalizaron durante 15 días para hacer diferentes exámenes, entre resonancia magnética de todo el cuerpo, de enfermedades como cáncer, VIH, diabetes, etc., de metales pesados, pero todo salía bien, lo único que arrojo algo fueron las resonancias en las que se veían una inflamación en los nervios cola de caballo y una dezmienilizacion de los nervios, salió de la clínica, con un posible diagnostica de neuropatía y mas exámenes a realizar.

En abril se llevo a la San Ignacio, ya para este tiempo necesito de un caminador, allí en un principio se dijo que se trataba de un Guillan Barre, se le diagnostico una neuropatía Dezmienilizante la cual fue luego apoyado por doctores de la Corpas y del Hospital militar dando como diagnostico definitiva una neuropatía multifocal desmienilizante, se le ordenaron terapias físicas las cuales tomo durante un tiempo en la autopista norte en Saludcoop, y en la fundación Fundir, ya para el mes de julio ella dejo de caminar y su brazo izquierdo empezó a perder fuerza y ya para noviembre no tenia movilidad en ninguna de sus extremidades y su cabeza ya empezaba a perder sostenibilidad. Desde el mes de septiembre se le empezó hacer un tratamiento con inmunoglobulina hasta enero del 2015 el cual no funcionó, en este mismo mes ya no sostenía la cabeza y al estar sentada su respiración se hacía agitada hasta el punto de ponerse morada, se llevo de urgencias en tres ocasiones y los exámenes salían bien, se llevo el 21 de enero a su ultimo tratamiento con inmunoglobulina, le pusieron oxigeno al cual parecía estar respondiendo bien, hasta el 2 de febrero en el cual tuvo una crisis respiratoria, fue atendida y llevada a la U.C.I. en donde le duro un día con una máscara de oxígeno, luego fue entubada por no tener fuerza para expulsar el CO2, el día de hoy sigue en la U.C.I con una traqueotomía, alimentada por una zonda que le llaga al estomago, aunque se le pueden dar alimentos blandos por la boca, con un nuevo tratamiento, sin poder moverse, respirando por medio de una maquina, con incontinencia, pesando aproximadamente 30 kg, esperanzada en que Dios la va a sacar de esto, porque el estado, el Ministerio de Salud, solo siguen mintiendo, sigue sin hacer nada por ninguna de las niñas afectadas y a ella ya no me le pueden decir que es algo psicológico, porque su estado de salud demuestra que no lo es.

Para el día de hoy lleva con sigo una traqueotomía desde el mes de febrero, desde marzo paso de la U.C.I a un hospital de rehabilitación, sigue sin poder moverse.

No queremos más Víctimas de esta vacuna.


 

Astrid Carolina, descansó en paz, víctima de la vacuna el 6 de agosto de 2015.