Afirma el Dr. Peter Duesberg: El VPH NO causa cáncer cervical

El Dr. Peter Duesberg, profesor de biología molecular y celular en la Universidad de California, afirma que el VPH no causa cáncer cervical y advirtió que la vacuna contra el VPH es "inútil" y "peligrosa".

En un artículo recientemente publicado en Molecular Cytogenetic titulado "Cariotipos individuales en los orígenes de los carcinomas cervicales", los investigadores concluyen que la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) es extremadamente poco probable que proteja contra el cáncer cervical.

Robertscottbell.com informa: De acuerdo con este documento, ni la predisposición genética ni las infecciones por VPH son necesarias para el desarrollo del cáncer cervical. Todas las células de cáncer cervical investigadas durante el curso de este estudio contenían nuevos cariotipos anormales. La clonalidad (composición genética) de estos nuevos cariotipos anormales indica que los cánceres de cuello uterino se originaron con estos cariotipos, NO de un virus.

Para comprender el significado potencial de estas afirmaciones, uno debe tener una comprensión básica de los cariotipos. La mayoría de los seres vivos tienen cromosomas, o unidades de información genética, en sus células. La cantidad y apariencia de los cromosomas varía de una especie a otra. Un cariotipo es el número, tamaño y forma de los cromosomas en cualquier organismo dado.

Cada ser humano tiene 23 pares de cromosomas (46 en total) como se ilustra, con el último par en la parte inferior derecha siendo el que determina el sexo de cualquier humano en particular. Cualquier número diferente indicaría una especie diferente. Por ejemplo, los monos tienen 48 cromosomas y los canguros 20. El número, tamaño y forma de los cromosomas en cualquier célula dada revela las especies de origen de esa célula.

Los cariotipos específicos de cáncer explicados

Todos los cánceres tienen cariotipos clonales individuales (células descendientes y genéticamente idénticas a las células parentales) (número, tamaño y forma de los cromosomas) y, por lo tanto, fenotipos (rasgos físicos expresados). No hay dos cánceres iguales. Vea las matrices de cariotipos en el documento mencionado anteriormente y al que se hace referencia al final de este artículo.

El cariotipo determina el fenotipo a través de miles de ARN mensajeros (alrededor de mil por cromosoma), que a su vez producen miles de proteínas, en concentraciones (números de copias) que son específicas del cariotipo del cáncer, todas las células cancerosas son muy diferentes de las células normales. En este sentido, las células cancerosas se asemejan a una nueva especie celular que existe dentro del cuerpo humano, al igual que un parásito.

Los genes y proteínas dentro de las células cancerosas se expresan en concentraciones muy anormales cuando se comparan con las células normales que las rodean. Sin embargo, dado que todos los genes y proteínas expresados dentro de las células cancerosas se originaron a partir de células humanas, los cánceres no son inmunogénicos (capaces de producir una respuesta inmunitaria), a pesar de sus enormes diferencias biológicas con respecto a las células normales circundantes. Esta es la razón por la que el sistema inmunológico no puede "ver" los cánceres.

Dado que los nuevos cariotipos del carcinoma expresan miles de genes normales de forma anormal, generan numerosos fenotipos nuevos específicos del cáncer que se correlacionan uno a uno con los nuevos cariotipos de las células cancerosas. Las células de cáncer cervical son un ejemplo.

Piensen en el síndrome de Down como modelo; un pequeño 21 cromosoma extra cambia muchas cosas. Los cánceres típicamente tienen entre 60 y 70 variaciones cromosómicas en comparación con 46 +1 del síndrome de Down.

 

Hipótesis de que el virus del papiloma humano (VPH) causa el cáncer cervical

Esta hipótesis afirma que el VPH codifica proteínas que causan cánceres a medida que el virus se replica. Al tener proteínas transformadoras comunes, todos los carcinomas cervicales serían más o menos iguales si esto fuera preciso. Dado que las proteínas virales son foráneas para los humanos, los virus, las células infectadas con virus y posiblemente las células tumorales transformadas por virus serían inevitablemente inmunogénicas y, como tales, eliminadas por el sistema inmunitario del huésped dentro de semanas o meses después de la infección.

Esta es la razón por la cual el sistema inmunitario elimina las verrugas inducidas por el VPH en las semanas o meses posteriores a la infección.

Esta hipótesis plantea cuatro preguntas:

1-¿Por qué solo 1 de cada 10,000 mujeres infectadas con VPH desarrollaría cáncer cervical?

2-¿Por qué los cánceres de cuello uterino solo se desarrollan de 20 a 50 años después de la infección? - En otras palabras, ¿por qué el virus no causa cánceres cuando es bioquímicamente activo y causa verrugas, es decir, antes de que sea neutralizado por la inmunidad antiviral natural?

3-¿Por qué son los carcinomas cervicales muy distintos entre sí en términos de malignidad, resistencia a los medicamentos, histología celular, como lo describieron originalmente Papanicolaou et al. En estudios científicos de en 1952, aunque presumiblemente son causadas por las mismas proteínas virales?

4-¿Por qué los carcinomas cervicales que probablemente son generados por las proteínas del virus del papiloma humano no son inmunogénicos y, por lo tanto, no son eliminados por los anticuerpos naturales?

A pesar de más de 25 años de investigación sobre la hipótesis de que el VPH que causa de cáncer, no hay respuestas directas a estas preguntas.

En cambio, los "cofactores" mal definidos se mencionan como "colaboradores" del VPH en la causa de los carcinomas. Las mutaciones celulares mal definidas se mencionan como las causas de los carcinomas cervicales de mujeres VPH negativas.

Además, alrededor del 30% de los cánceres de cuello uterino están libres de virus. En estos casos, el virus no podría ser, en teoría, responsable del cáncer.

La teoría de la especiación cariotípica del desarrollo del cáncer cervical

El McCormack et al. estudio, "Los cariotipos individuales en los orígenes de los carcinomas cervicales" presenta la teoría de que la carcinogénesis es una forma de especiación (Ver Duesberg et al., "¿Es la carcinogénesis una forma de especiación?" Ciclo Celular 2011).

De acuerdo con esta teoría, las evoluciones cariotípicas generan nuevas especies de cáncer a partir de células normales después de la exposición a carcinógenos (por ejemplo, humo de cigarrillo o rayos X) o después de accidentes mitóticos espontáneos. La función común de los carcinógenos es la inducción de aneuploidía (alteración cromosómica, ya sea ganancias o pérdidas). Al desequilibrar miles de genes, la aneuploidía desestabiliza automáticamente el cariotipo de la célula humana normal y, por lo tanto, cataliza las variaciones aleatorias cariotípicas. Las selecciones de variantes con fenotipos proliferativos forman hiperplasias pre-neoplásicas no clonales (crecimiento aumentado de células no neoplásicas en un tejido u órgano) con cariotipos que varían de manera persistente. Muy raras variaciones cariotípicas forman nuevas especies de cáncer autónomas (capaces de replicarse sin la influencia de las células huésped que las rodean) con cariotipos clonales individuales. Los cariotipos del cáncer se estabilizan dentro de márgenes estrechos de variación mediante selecciones clonales para una autonomía específica del cáncer. Dado que este mecanismo es muy ineficiente, predice largos períodos de latencia desde exposiciones a carcinógenos hasta cánceres con cariotipos de cáncer clonal individuales.

De acuerdo con esta teoría, los autores descubrieron nuevos cariotipos y fenotipos específicos del cáncer en todos los carcinomas cervicales probados hasta el momento, tanto en carcinomas positivos como negativos para el VPH.

Además, descubrieron que los cariotipos individuales de cada carcinoma corresponden de 1 a 1 a sus fenotipos individuales (por ejemplo, invasividad y resistencia a los fármacos quimioterapéuticos). Esto es una prueba de principio de que estos cariotipos determinan los fenotipos de los cánceres, en lugar de los ADN del virus del papiloma defectuosos y latentes.

De acuerdo con la teoría de la especiación cariotípica, los ADN virales defectuosos de los carcinomas "positivos para el ADN del VPH" son funcionalmente irrelevantes, ya que no expresan ninguna proteína viral. En cambio, son fósiles no inmunogénicos de infecciones pasadas del virus del papiloma. Como tales, no corresponden con los miles de genes celulares que se expresan de manera anormal en los carcinomas cervicales.

 

La teoría de la especiación cariotípica explica las paradojas presentadas por la hipótesis de que el VPH que causa el cáncer

¿Por qué solo 1 de cada 10,000 mujeres infectadas con VPH desarrollaría cáncer cervical?

Según la teoría del carcinoma cariotípico, esta discrepancia es el resultado de los hechos de que la infección por VPH y la carcinogénesis son dos eventos completamente independientes:

  • No existe una correlación específica entre el VPH y el carcinoma cervical. El VPH es muy común, alrededor de 70 a 80% endémico en la población estadounidense. El resto de la población está libre de VPH. El virus generalmente se transmite sexualmente a una edad temprana. Dado que los carcinomas cervicales se presentan tanto en mujeres con VPH positivo como en mujeres con VPH negativo, no hay evidencia correlativa específica de que el VPH desempeñe algún papel en la causa del cáncer cervical.
  • Tampoco existe una correlación funcional específica entre la infección por VPH y la carcinogénesis. Como se muestra en los cariotipos clonales de los cánceres de cuello uterino, los cánceres se originan en una reorganización importante de los cariotipos de las células normales. Dado que esto es cierto para los carcinomas cervicales de mujeres con HPV positivo y de HPV negativo, y de hecho es cierto para todos los cánceres, no hay evidencia funcional de que el HPV tenga un papel en el desarrollo de carcinomas. Esta conclusión es consistente con el hecho de que los carcinomas con nuevos cariotipos clonales surgen solo de 20 a 50 años (!) Después de la infección por VPH, que veremos a continuación.

Por lo tanto, no hay una correlación específica entre la presencia y / o las funciones; o falta de funciones del HPV y la carcinogénesis.

 

¿Por qué los cánceres de cuello uterino solo se desarrollan de 20 a 50 años después de la infección por VPH?

La teoría del cáncer cariotípico arroja luz sobre los presuntos largos períodos latentes desde la infección por VPH hasta el cáncer. Este enorme período latente sugiere evidencia de dos eventos completamente no relacionados:

  • Infección con un virus del papiloma humano benigno de transmisión sexual a una edad temprana, y
  • Un diagnóstico de cáncer de cuello uterino: el 90% de los cuales se produce a partir de los 50 años.

El presunto largo período de latencia podría ser el resultado de la baja probabilidad de formar una nueva especie de cáncer autónomo a partir de una célula somática normal mediante reordenamientos cariotípicos aleatorios. La evolución de una nueva especie individual de células (células de cáncer cervical) con la capacidad de reproducirse independientemente de la influencia de las células humanas circundantes por las variaciones aleatorias cariotípicas de las células precursoras lleva tiempo.

La muy baja probabilidad de evolucionar a una nueva especie de cáncer autónoma por evolución cariotípica aleatoria explica no solo los intervalos de tiempo largos e impredecibles entre la infección por VPH (si ocurre) y los carcinomas cervicales, sino también el sesgo de edad clásico de todos los cánceres. El sesgo de edad del cáncer dice que más del 90% de todos los cánceres solo se presentan a edades mayores de 50 años.

Los autores concluyeron que las discrepancias cronológicas entre la infección por VPH y la carcinogénesis excluyen un mecanismo directo de acción que conecta la infección viral y el desarrollo de cáncer. En cambio, la evolución dependiente del tiempo de un nuevo cariotipo específico del cáncer apoya la teoría cariotípica del origen de los carcinomas cervicales.

 

¿Por qué los carcinomas cervicales tienen cariotipos y fenotipos individuales, en lugar de fenotipos comunes, como lo predice la hipótesis del virus?

La probabilidad de formar el cariotipo de una nueva especie de cáncer autónoma por variaciones de cariotipo aleatorias es muy baja y, por lo tanto, es poco probable que genere la misma especie nueva dos veces, mucho más que en la especiación convencional. Por lo tanto, todos los cánceres causados por especiación cariotípica tendrán fenotipos individuales, aunque a veces similares.

¿Por qué los carcinomas cervicales presuntamente virales no son inmunogénicos y, por lo tanto, no son eliminados por los anticuerpos naturales?

La teoría de la especiación cariotípica explica por qué los carcinomas cervicales presumiblemente virales no son inmunogénicos y, por lo tanto, pueden crecer en personas con ADN-VPH positivo, que contienen anticuerpos anti-VPH producidos como resultado de una infección previa por el virus.

De acuerdo con la teoría del cáncer cariotípico, los carcinomas se generan de nuevo a partir de los cromosomas celulares, los genes y las proteínas, que no son inmunogénicos en el huésped de origen (como todos los otros tipos de cáncer). Por el contrario, las células cancerosas hipotéticas generadas por proteínas virales serían eliminadas inmediatamente por la inmunidad antiviral.

Ya que los carcinomas cervicales tienen cariotipos clonales específicos, sabemos que se generaron a través de reordenamientos cromosómicos de miles de genes celulares normales, que no son inmunogénicos.

Según los autores, los fragmentos de ADN inerte del VPH que se encuentran en 70 a 80% de los cánceres de cuello uterino (y en 70 a 80% de todas las mujeres en los EE. UU.) Son restos de infecciones pasadas o verrugas que ocurrieron 20 a 50 años antes de la carcinogénesis. Las infecciones y los síntomas resultantes fueron eliminados por los anticuerpos naturales anti-HPV.

En caso de que la Teoría de la especiación cariotípica sea correcta, las vacunas contra el VPH no podrían reducir la incidencia del cáncer cervical, ni ningún otro tipo de cáncer.

 

¿Que hacemos ahora?

Hasta el momento en que los científicos puedan verificar o refutar la teoría de la especiación cariotípica del desarrollo del cáncer cervicouterino, los médicos deben proceder con cautela.

 Este es un debate científico que no puede ser ignorado. Las autoridades de salud pública y los profesionales médicos deben aplicar el principio de precaución suspendiendo el uso de las vacunas contra el VPH y apoyando el método ya probado, seguro y efectivo para controlar el cáncer de cuello uterino: la prueba de Papanicolaou.

Es este método el que, después de su introducción por George Papanicolaou et al. en la revista Ciencias (Science) en 1952, redujo la incidencia del cáncer cervical en los EE. UU. de los 10 cánceres más comunes de las mujeres a uno que ya no forma parte de esta lista.

Además, esta prueba probada para carcinomas cervicales, denominada prueba de Papanicolaou nombrada por Papanicolaou, cuesta solo una pequeña fracción de los $ 300-500 para las vacunas Gardasil y Cervarix y NO tiene efectos adversos graves.

Se deben realizar estudios independientes inmediatos para descubrir cuál de las teorías discutidas anteriormente es precisa. Si el VPH no causa cáncer, las vacunas contra el VPH son inútiles.

Si las vacunas contra el VPH son inútiles, ciertamente no vale la pena someterse (o a sus seres queridos) al riesgo de 2.3 a 2.5% de reacciones adversas graves y al riesgo de 2.4 a 3.3% de desarrollar una nueva afección médica potencialmente indicativa de trastornos autoinmunes experimentados por las participantes del ensayo clínico de Merck del Gardasil 9.

 

 

Carta abierta al Comisionado de la FDA: Investigación de los ensayos clínicos de Gardasil

La siguiente carta abierta al Comisionado de la FDA, Dr. Scott Gottlieb, solicitando investigaciones inmediatas de muchas facetas de los ensayos clínicos para Gardasil patrocinados por Merck fue enviada hoy por correo electrónico. Si respalda esta solicitud, deje una nota en la sección de comentarios a continuación que incluya su nombre, título y organización. Ayude a la FDA a comprender cuán profundamente preocupado está por la cordura de los programas de vacunación contra el VPH. 

Dr. Scott Gottlieb

Comisionado de Administración de Drogas y Alimentos

10903 Avenida New Hampshire

Silver Spring, MD 20993-0002

 9 de noviembre de 2018

 Estimado Dr. Gottlieb:

Investigación de los ensayos clínicos de la vacuna Gardasil

Esta carta abierta, escrita en nombre de los consumidores médicos de todo el mundo, es una solicitud urgente para que usted investigue una posible conducta ilícita cometida por Merck durante sus ensayos clínicos de Gardasil, la vacuna contra el virus del papiloma humano que la FDA aprobó en junio de 2006. Un nuevo libro, La vacuna contra el VPH a juicio: En busca justicia para una generación traicionada, por Holland, Rosenberg e Iorio, describe al menos cuatro áreas que requieren la atención urgente de la FDA. (Se le ha enviado una copia bajo otra cubierta por separado).

Protocolo V501-018

El Protocolo V501-018 fue el único ensayo controlado en el grupo de edad objetivo compuesto por niñas de 9 a 15 años. Este protocolo es la base de la única investigación de seguridad y eficacia a largo plazo en esta población. La Revista de enfermedades infecciosas pediátricas y Pediatría han publicado resultados que sugieren que la vacuna es segura y efectiva después de diez años de uso. Sin embargo, la Tabla 210 de Revisión Clínica de junio de 2006 de la FDA (Apéndice I) muestra que la formulación de la vacuna en el Protocolo 018 contenía solo la mitad de la cantidad de adyuvante mercurio sulfato de hidroxifosfato de aluminio amorfo (AAHS) en comparación con el Gardasil comercializado. Este hecho de no comparar la vacuna comercializada, que contiene 225 mcgs de AAHS, contra el control de la solución del portador, sugiere la intención de engañar. También sugiere la sobreexposición imprudente de las niñas de todo el mundo que recibieron la vacuna comercializada al duplicar la cantidad de AAHS en el Protocolo 018, lo que ayuda a explicar el alto nivel de lesiones y muertes reportadas en todo el mundo. Un consenso científico emergente encuentra que los adyuvantes de vacunas que contienen aluminio, incluido el AAHS, probablemente causen una gran cantidad de problemas de salud graves. (Apéndice II).

Nuevas affeciones médicas

Alrededor de la mitad de todos los participantes en ensayos clínicos para el Gardasil y Gardasil 9 informaron "nuevas afecciones médicas" durante o inmediatamente después de recibir la serie de vacunas. (Apéndice III). "Nueva afección médica" no es un término definido en el protocolo de estudio de Merck. ¿Cómo puede la FDA estar segura de que las "nuevas afecciones médicas" que surgieron después de la vacunación no son simplemente reacciones adversas disfrazadas? ¿Qué documentación proporcionaron los investigadores de los ensayos a la FDA para las "nuevas afecciones médicas" en comparación con las "reacciones adversas" o los "eventos adversos"? ¿Cómo evaluó la FDA estas afecciones en la mitad de todos los participantes de ensayos que estaban previamente sanos?

Protocolo 015 Privación de Consentimiento Informado

La documentación de La vacuna contra el VPH a juicio muestra que los sujetos de ensayos clínicos en Dinamarca recibieron información falsa sobre la seguridad de Gardasil y el placebo utilizado. Los autores proporcionan evidencia de dos sujetos de ensayos clínicos, que informaron que no dieron su consentimiento informado debido a la información falsa que recibieron sobre el placebo y el perfil de seguridad de la vacuna. La privación del consentimiento informado para estos y potencialmente otros temas pone en duda la ética y la legalidad de los ensayos clínicos.

Uso de un adyuvante no divulgado y no aprobado

La FDA ha reconocido previamente que el Gardasil contiene fragmentos de ADN del VPH, a pesar de los rechazos anteriores. El Dr. Sin Hang Lee, quien detectó por primera vez los fragmentos de ADN en muestras de tejido y viales de Gardasil, ha teorizado que estos fragmentos son agonistas del TLR9 que actúan como adyuvantes, lo que aumenta aún más la inmunogenicidad de la vacuna. Este adyuvante adicional no revelado y no aprobado, en combinación con el adyuvante AAHS, hace que la vacuna sea potencialmente más tóxica y peligrosa. Merck presentó una patente de adyuvante de vacuna agonista TLR9 y se unió a otras compañías para ampliar el uso comercial de este adyuvante. El Dr. Lee ha testificado ante el Programa Nacional de Compensación de Lesiones por Vacunas sobre las lesiones que surgen de este adyuvante no revelado. ¿Cuál es el conocimiento de la FDA sobre esta tecnología y su uso en la vacuna Gardasil?

Cada uno de los temas mencionados anteriormente – el Protocolo 018, “Nuevas afecciones médicas”, el Protocolo 015 Privación del consentimiento informado y uso de un adyuvante no divulgado y no aprobado cuestionan la seguridad, ética, efectividad y legalidad de Gardasil y Gardasil 9. Estamos muy preocupados de que la FDA no haya revisado los ensayos clínicos de Gardasil con suficiente rigor.

Esperamos tener noticias suyas en un futuro próximo sobre una investigación reabierta y exhaustiva de los ensayos clínicos de Gardasil. Los consumidores médicos de todo el mundo Esperarán ansiosamente su respuesta.

Sinceramente,

Norma Erickson,

Presidente, SaneVax, Inc.

Ver documentos adjuntos en enlace siguiente: View attachments to this letter here.

Vacuna contra el VPH: A pesar de toda la propaganda a su favor, sigue siendo insegura, inútil y peligrosa

De una manera completamente acrítica, la mayoría de medios de prensa colombianos y mundiales reprodujeron una gigantesca propaganda disfrazada de estudio científico producida por el instituto europeo Cochrane a favor de la vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano).

(Ver: http://www.eltiempo.com/vida/salud/vacuna-contra-el-vph-es-segura-dice-estudio-215294)

 A grandes titulares, como si se tratara de la visita del Papa, proclamaron las últimas revelaciones de los dioses farmacéuticos:

“La vacuna del papiloma pasa examen en análisis de 73.000 casos” y “Vacuna contra el papiloma humano es segura” (El Tiempo, mayo 10 de 2018). 

Lo que a esta prensa se le olvidó decir era que el estudio del Instituto Cochrane estaba basado en datos de 26 estudios del fabricante mismo, Merck, el cual obviamente nunca iría a decir nada malo sobre su propia vacuna.

A pesar de los inmensos daños causados por esta vacuna a nivel global, ya que ha matado o discapacitado a miles de niñas, el fabricante de la vacuna, Merck, sigue patrocinando directa o indirectamente estudios para engañar a la gente acerca de su peligrosa e inútil vacuna: Gardasil.

Merck acusado de fraude, engaño y negligencia en caso sobre Gardasil en los EE. UU.

por Christina England, BA Hons, for GreenMedInfo, Partner of World Mercury Project

La agenda agresiva de Merck para aumentar las tasas de vacunación contra el VPH, a pesar de causar miles de lesiones graves, está golpeando un obstáculo en un caso judicial que alega corrupción flagrante.

Ha habido evidencia documentada de que la vacuna contra el VPH ha causado más lesiones que cualquier otra vacuna en la historia. Sin embargo, a pesar de esta evidencia, la vacunación contra el VPH sigue siendo aclamada como un éxito por la industria farmacéutica y los gobiernos por igual.

Según la base de datos VigiAccess de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 9 de abril de 2018, se han presentado un total de 85,329 informes de reacciones adversas relacionadas a la vacunación contra el VPH. Estos informes incluyen 37,699 informes de trastornos del sistema nervioso; 2450 trastornos cardíacos (incluidos 38 paros cardíacos) 533 informes de síndrome de taquicardia ortostática postural (POTS, por sus siglas en inglés); más de 3200 informes de convulsiones o epilepsia, 8453 de síncope y 389 muertes.

En julio de 2016, se presentó un caso en el Tribunal Superior del Estado de California, Condado de Los Ángeles (distrito central). El caso se refería a una niña de 16 años que entre 2010 y 2011 había recibido tres inyecciones de Gardasil, la vacuna contra el VPH fabricada por Merck. Poco después de recibir su tercera vacuna, sufrió una reacción adversa severa, cuya naturaleza y complejidad no se diagnosticaron hasta 2015, cuando finalmente recibió el diagnóstico de Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS, por sus siglas en inglés).

Para aquellos de ustedes que no lo saben, el Síndrome de Taquicardia Postural Ortostática (POTS) es una respuesta anormal de su cuerpo cuando está en posición vertical (generalmente cuando está de pie). Es causado por un problema con el sistema nervioso que controla las funciones autónomas en el cuerpo. Esta parte del sistema nervioso se llama sistema nervioso autónomo.

Los síntomas de POTS ocurren cuando una persona está en posición vertical y se alivian al acostarse. Estos síntomas están asociados con un aumento anormalmente alto y persistente en la frecuencia cardíaca dentro de los diez minutos siguientes a haberse puesto de pie. (Descripción POTS tomada del sitio web de acceso del paciente)

Si este diagnóstico no fuera lo suficientemente devastador para esta joven y su familia, en 2016, fue diagnosticada con una neuropatía subyacente de fibras pequeñas, que existe dentro y por todo su cuerpo.

Su familia ahora cree firmemente que las vacunas causaron su enfermedad porque antes de recibir la vacuna contra el VPH, ella era físicamente activa, y no solo había participado en el equipo de baloncesto de su escuela secundaria, sino que también había participado en otras actividades deportivas.

Es por esta razón, que la familia decidió presentar un caso contra el fabricante de la vacuna, Merck, acusándolos de:

1. Fraude y engaño
2. Tergiversación negligente
3. Producto defectuoso - Advertencias e información inadecuadas
4. Negligencia médica
5. Asalto médico

Como pueden ver, estos cargos son extremadamente graves y, si se ganan, este caso sentará un precedente para que se presenten casos similares contra el fabricante de esta vacuna en el futuro.

La demanda describía el hecho de que la demandante y su familia creían que Merck de una manera equivocada y engañosa no llevó a cabo en el período de procesamiento de preaprobación y posteriormente, las investigaciones y estudios científicos y médicos materiales relacionados con la seguridad, eficacia y necesidad de la vacuna Gardasil como es requerido por y bajo las directivas y regulaciones de la FDA.

Es un hecho bien conocido, que todos los productos farmacéuticos deben someterse a extensos ensayos clínicos previos a la comercialización que a menudo abarcan varios años antes de que la FDA pueda considere el producto para la concesión de licencias.

La demanda presentada por el abogado de la familia indicó que:

Tras la aprobación de la FDA de la vacuna Gardasil, los Demandados Merck, Anónimos del 1 al 25, **y cada uno de ellos iniciaron y se involucraron en prácticas de comercialización altamente extensivas y agresivas, que fueron diseñadas principalmente, si no únicamente, para aumentar las ventas y los beneficios de Gardasil. Al hacerlo, los Demandados Merck, Anónimos del 1 al 25, y cada uno de ellos, con el fin de excluir cualquiera y todas las preguntas de los consumidores, pacientes y otros, sobre la efectividad, seguridad y necesidad de la administración de la vacuna Gardasil, así como los riesgos de reacciones adversas serias relacionadas con esto, intencionalmente, erróneamente y engañosamente retuvieron, no proporcionaron y ocultaron a los consumidores, pacientes y a otros hechos materiales e información con respecto a la efectividad, seguridad y necesidad de la administración de la vacuna Gardasil, así como también como los riesgos de una reacción adversa grave relacionada con el mismo y como se establece en parte a continuación. "(énfasis añadido)

La demanda continuaba describiendo todos y cada uno de los delitos menores en que se pensaba que Merck tenía participación, la misma establecía:

“Además, los Demandados Merck y Anónimos de 1 a 25 en su comercialización fallaron erróneamente y engañosamente en informar inequívocamente a aquellos a quienes se dirigió la comercialización, de hechos materiales e información que sabían o deberían haber determinado a través de sus investigaciones y estudios específicos de riesgo/beneficio y evaluaciones cuantitativas de riesgos que incluyen, entre otras cosas, lo siguiente:

1. El período de cinco años de que se supo en ese entonces durante el cual la vacuna Gardasil era efectiva;
2. Que Gardasil fue efectiva solo en cuanto a ciertas cepas y no a otras cepas del virus VPH;
3. La vacuna Gardasil no es efectiva una vez que una persona está infectada con el virus VPH;
4. Otros métodos existentes que son efectivos para evitar las infecciones virales por VPH;
5. El riesgo mínimo para la persona una vez que ha sido infectada con el el HPV de que la infección produzca lesiones precancerosas;
6. El éxito de los métodos existentes para diagnosticar y tratar las lesiones precancerosas del VPH;
7. El éxito de los métodos de diagnóstico y tratamiento de cualquier cáncer resultante;
8. La naturaleza de las consecuencias de reacciones adversas graves a la vacuna contra el VPH; y
9. Se desconocen otros elementos relacionados y las evaluaciones de riesgo/beneficio y de riesgo cuantitativo y, si es necesario, se solicitará a la corte que enmiende esta demanda para exponer completamente dicho artículo o elementos cuando se determinen.
Tal información fue y es razonablemente requerida por pacientes y consumidores, así como por otros, al considerar y decidir si en sus circunstancias individuales y personales se deben vacunar o no con Gardasil”.

La familia y su abogado no solo describieron un caso excelente y bien pensado, sino que dieron un paso más y sugirieron que la corte celebrara una audiencia del día de la ciencia.

Entonces, ¿qué ofrecieron ambas partes en el camino de la ciencia para apoyar su caso y el Juez aceptó su inusual pedido?

**El juez acordó una audiencia del día de la ciencia**

En un paso inusual, el Juez en este caso, acordó celebrar una “Audiencia del Día de la Ciencia” para permitir que el tribunal comprenda mejor la ciencia detrás de la vacuna contra el VPH . Antes de la presentación programada para el día de la ciencia, ambas partes enviaron informes que describían su punto de vista sobre la ciencia de la vacuna contra el VPH.

En otras palabras, por primera vez, ambas partes, incluido el fabricante de vacunas Merck, tuvieron la oportunidad única de presentar a la corte sus estudios científicos actualizados que demostraran la seguridad y eficacia de esta vacuna. La información provista demostraría de una vez por todas si Gardasil no era solo una vacuna segura sino necesaria en la lucha contra el cáncer causado por el virus HPV.

**¿Qué estudios científicos presentaban los dos lados?**
La documentación presentada mostró claramente muchos de los problemas relacionados con las vacunas contra el VPH y las políticas de vacunación. La presentación del demandante, ofreció hechos claros y precisos para permitir al juez entender la ciencia detrás de la vacunación.

Su presentación contenía la siguiente información:

“Hay aproximadamente 130 cepas del virus HPV, de las cuales solo 15 a 18 cepas se asocian con el cáncer de cuello uterino. La vacuna Gardasil proporciona protección contra solo 4 cepas específicas, a saber, VPH 6, 11, 16 y 18. Las cepas 16 y 18 se consideran casualmente asociadas con el 70% de los cánceres cervicales relacionados con el VPH en todo el mundo. El VPH 6 y 11 están asociados con las verrugas.
Como se dijo, noventa y cinco (95%) por ciento de las infecciones por VPH se eliminan del cuerpo por su propio sistema inmune y procesos relacionados sin consecuencias médicas o de otro tipo. Cualquier crecimiento celular anormal asociado con el 5% restante, aproximadamente el 20% (1% del total), si no se identifica y elimina podría estar en riesgo de convertirse en células cancerosas en aproximadamente 5 años, lo que podría llegar a convertirse en un cáncer irreversible en 15 a 30 años. años. La incidencia del cáncer de cuello uterino que ocurre en los Estados Unidos se estima en 1.4 a 2.3 por 100,000. El riesgo de células precancerosas, debido a la presencia de los virus HPV 16 y 18, que llega a convertirse en cáncer del cuello uterino se estima en 1.5 por 100,000. Se desconoce la tasa de incidencia real de eventos adversos graves después de la vacunación contra el VPH“.

Esbozaron una breve historia del sistema inmunológico y cómo funciona, y continuaron describiendo la naturaleza de las enfermedades autoinmunes que padecía la adolescente afectada por la vacuna.

Para apoyar su argumento, incluyeron una amplia gama de estudios científicos que habían sido escritos por algunos de los principales expertos del mundo y criticaron a Merck por “engañar al público” en su campaña publicitaria.

Ellos declararon que:
“Inicialmente, qGardasil (Gardasil cuadrivalente) no es un proceso de tratamiento y no previene el cáncer según lo ha comercializado por Merck. El Gardasil es una vacuna diseñada para aumentar la respuesta del sistema inmunológico humano a agentes patógenos, a saber, los virus HPV 6, 11, 16 y 18”.

Continuaron:
“En general, con las vacunas se necesita inyectar un adyuvante como parte de la vacuna para aumentar la respuesta inmune del organismo al antígeno (organismo que causa la enfermedad). Los adyuvantes más comúnmente utilizados durante muchos años han sido las sales de aluminio con una base de hidróxido de aluminio.

Está médicamente y científicamente aceptado que las sales de aluminio son tóxicas y dañan las células humanas en el sitio de la inyección. Además, las sales de aluminio causan inflamación en el sitio. Estas sales de aluminio se pueden unir con el ADN libre liberado de las células dañadas y moribundas en el sitio de la inyección. La combinación de la sal de aluminio unida al ADN humano es efectiva en la activación de los receptores tipo (“TLR”), cuya función en el sistema inmune es muy compleja“.

Su presentación concluyó que:
“Lo anterior es meramente ilustrativo de los complejos y extensos factores científicos involucrados en este litigio. Aunque el objetivo del Día de la Ciencia es proporcionar a la Corte información sobre la naturaleza y el alcance de los complejos asuntos científicos involucrados, es necesario conectar estos asuntos en fundamentos basados en los hechos del caso presentado ante la Corte, que puedan ser interpretados como un argumento.

Los asuntos científicos no abordados en este Resumen, que son relevantes para la seguridad, eficacia/efectividad, necesidad y riesgo/beneficios de qGardasil incluyen, sin limitaciones, los siguientes:
1. Seguimiento rápido del proceso de aprobación de la FDA a un período de 6 meses cuando no se cumplieron los criterios para un seguimiento rápido.
2. Cinco años de efectividad de qGardasil según se decía hasta 1/1/2011, que ahora se cree que son 8 años.
3. Uso de puntos sueltos que no establecieron la efectividad de qGardasil.
4. Efecto en el análisis de ensayos clínicos de la eliminación de participantes que experimentaron eventos adversos adversos y graves.
5. El efecto de las cepas productoras de cáncer que no son VPH 16 y 18 en la aparición del cáncer de cuello uterino cuando se eliminan los VPH 16 y 18.
6. Falta de pruebas clínicas pediátricas adecuadas de qGardasil con respecto a posibles trastornos/fallas ováricas.
7. El efecto de las pruebas clínicas y los estudios que involucran países no desarrollados en el análisis de los Estados Unidos“.

En comparación, Merck parecía ofrecer muy poco en términos de evidencia científica para apoyar su argumento. Merck escribió:
“En El Día de la ciencia, Merck tiene la intención de proporcionar al Tribunal: (1) una descripción general de la Ley Nacional de Lesiones por Vacunación Infantil de 1986 y el Programa Nacional de Compensación por Lesiones de la Vacuna, y su impacto en el presente litigio; (2) información de antecedentes sobre el desarrollo y aprobación de vacunas y, específicamente, Gardasil, en los Estados Unidos; y (3) una revisión detallada de los extensos datos de seguridad que establecieron y han reafirmado continuamente el perfil de seguridad de Gardasil“.

Continuaron con lo que parecía ser un intento de desviar la atención del juez de las bases científicas al centrar la atención en el desafortunado retraso de la demandante en obtener un diagnóstico:

“A pesar de que el demandante alega un objetivo móvil de lesiones y síntomas supuestamente relacionados, las presentaciones del Día de la Ciencia de Merck abordarán las tres en las que el demandante actualmente parece estar más centrado; enfermedades autoinmunes, enfermedades desmielinizantes y Síndrome de Taquicardia Ortostática Postural (‘POTS’). Una vista previa de los datos relativos a Gardasil y estas condiciones se establece en este documento“.

Esto, en nuestra opinión, no solucionó los principales puntos del caso que había presentado la Demandante y nos pareció extraordinario que, dada esta oportunidad única, Merck ofreciera al Juez muy poco en términos de evidencia científica.

De hecho, a través de la presentación de Merck, en lugar de presentar al tribunal pruebas de los ensayos de vacunación previos a la licencia, Fases, 1,2,3 y 4 que deberían haber precedido a la vacunación en el mercado, Merck pareció depender en gran medida evidencia posterior de comercialización, sacada del sitio web de VAERS, el CDC, la FDA y otras organizaciones similares.

Además, en lugar de producir cualquier dato científico real como uno esperaría, Merck eligió utilizar parte de su oportunidad única, para desacreditar a SaneVax Inc , una organización dedicada a proporcionar al público los hechos científicos y la evidencia sobre la seguridad de la vacunación.

Otro punto interesante que descubrimos al leer la presentación del día de la ciencia de Merck, fue que su presentación contenía una gran cantidad de información que parecía centrarse en demostrar que Gardasil no causaba la condición de la adolescente, en lugar de concentrarse en la tarea que tenía entre manos.

Será interesante ver el resultado final de este caso y deseamos a la familia y a su abogado, todos los éxitos en su esfuerzo por hacer justicia a las lesiones de esta joven.

Para obtener más información sobre los daños no reportados de la vacuna contra el VPH, consulte nuestra base de datos sobre el tema aquí [http://www.greenmedinfo.com/anti-therapeutic-action/vaccination-hpv-gardisil]. Para conocer los efectos no deseados y no deseados de las vacunas en general, consulte nuestra base de datos sobre el tema aquí [http://www.greenmedinfo.com/anti-therapeutic-action/vaccination-all].
© 17 de abril de 2018, GreenMedInfo LLC. Este trabajo es reproducido y distribuido con el permiso de GreenMedInfo LLC. ¿Desea obtener más información de GreenMedInfo? Suscríbase al boletín aquí:    http://www.greenmedinfo.com/greenmed/newsletter .
Regístrese para recibir noticias y actualizaciones gratuitas de Robert F. Kennedy, Jr. y World Mercury Project. Su donación ayudará a apoyarnos en nuestros esfuerzos.

Vacuna contra el VPH: A pesar de toda la propaganda a su favor, sigue siendo insegura, inútil y peligrosa

De una manera completamente acrítica, la mayoría de medios de prensa colombianos y mundiales reprodujeron una gigantesca propaganda disfrazada de estudio científico producida por el instituto europeo Cochrane a favor de la vacuna contra el VPH (Virus del Papiloma Humano).

(Ver: http://www.eltiempo.com/vida/salud/vacuna-contra-el-vph-es-segura-dice-estudio-215294)

 A grandes titulares, como si se tratara de la visita del Papa, proclamaron las últimas revelaciones de los dioses farmacéuticos:

“La vacuna del papiloma pasa examen en análisis de 73.000 casos” y “Vacuna contra el papiloma humano es segura” (El Tiempo, mayo 10 de 2018). 

Lo que a esta prensa se le olvidó decir era que el estudio del Instituto Cochrane estaba basado en datos de 26 estudios del fabricante mismo, Merck, el cual obviamente nunca iría a decir nada malo sobre su propia vacuna.

A pesar de los inmensos daños causados por esta vacuna a nivel global, ya que ha matado o discapacitado a miles de niñas, el fabricante de la vacuna, Merck, sigue patrocinando directa o indirectamente estudios para engañar a la gente acerca de su peligrosa e inútil vacuna: Gardasil.