Demoledor estudio japonés sobre las vacunas contra el VPH

Presentamos a continuación a nuestros lectores la traducción del estudio japonés que REFUTA a la Organización Mundial de la Salud y a su Comité Global sobre la Seguridad de las Vacunas (GACVS) acerca de la supuesta seguridad y efectividad de las vacunas contra el VPH.

Este estudio se encuentra en inglés y se puede consultar en este enlace:

http://www.yakugai.gr.jp/topics/file/en/Refutation%20of%20GACVS%20Statement%20on%20Safety%20of%20HPV%20Vaccines_17%20December%202015.pdf

En esta traducción hemos omitido las gráficas y las notas, las cuales se pueden consultar en el enlace de arriba. 

Las conclusiones del estudio son devastadoras para los fabricantes, la Organización Mundial de la Salud y el Comité Global sobre la Seguridad de las Vacunas (GACVS), ya que dan cuenta de la omisión en sus estudios de los efectos reales de la vacuna y el conflicto de intereses de los científicos que apoyan esta vacuna, ya que han recibido dinero de los fabricantes.

Programa de compensación por lesiones causadas por vacunas: Lesiones después de la administración de Gardasil

por Norma Erickson

Infarto del miocardio relacionado en un adolescente, caso radicado ante la Corte de Reclamos Federales de los Estados Unidos, Oficina de Jueces Especiales (Office of Special Masters).

La petición Gomez VS USDOH, No. 15-0160V1 presentada por la firma legal Roberts de Newport Beach, California de parte de sus clientes Adan Gomez y Raquel Ayon, a nombre de su hijo fallecido Joel Gomez, establece que: (Estas afirmación está apoyada por un dictamen pericial escrito por Sin Hang Lee, MD)

Los records muestran que Joel Gomez, el occiso, un joven saludable de 14 años quien tenía citas pediátricas regulares para revisiones de rutina, desde el nacimiento no mostró ninguna afección preexistente, específicamente no mostró anormalidades cardiacas, desórdenes psicológicos o abuso de substancias. El adolescente había estado entrenado con el equipo de fútbol americano del colegio de 4 a 5 horas diariamente por los dos meses anteriores a su muerte, sin ningún incidente.

El 19 de junio de 2013, el joven recibió la primera dosis de Gardasil en su brazo izquierdo en el consultorio médico. No se reportaron reacciones adversas después de la primera vacuna de parte del joven ni a la familia ni al médico. El 19 de agosto de 2013, el joven recibió una segunda dosis de Gardasil, como estaba programada en el consultorio médico. Después, fue a su casa y se fue a dormir. Al día siguiente, agosto 20 de 2013 a las 7 de la mañana, la familia encontró al joven inconsciente.

Se llamó a los paramédicos y el joven fue transportado al hospital, donde fue pronunciado muerto a las 9:07 de la mañana de agosto 20 de 2013.

Se llevó a cabo una autopsia el 23 de agosto de 2013 por parte de un Médico Forense (ME, por su siglas en inglés), en Los Ángeles, California. El informe de la autopsia estableció hallazgos anormales significativos, incluidos:

En la opinión del Médico Forense:

Joel Gomez recibió una dosis de Gardasil de Merck el 19 de junio de 2013 y de nuevo en agosto 19 de 2013, falleció en el sueño al día siguiente, el 20 de agosto de 2013. La muerte  fue causada en efecto por recibir la vacuna Gardasil.

El Cardasil causó o contribuyó al infarto del miocardio del fallecido, y la segunda dosis de Gardasil causó una hipotensión fatal en su caso el día de la vacunación. No hay otra causa plausible para la muerte de Joel Gomez en la noche de agosto 19 de 2013.

…una banda larga angosta de decoloración de un rojo oscuro que es un poco más oscura que el resto del miocardio, se extiende  por una extensión de 6 cm con una anchura de 0.4 cm de la base anterior del corazón al ápice…  esta lesión es limitada a la pared libre anterior. Los dos pulmones son extremadamente pesados. La parénquima de los pulmones es de color morado oscuro y completamente saturada con fluido de edema y sangre. Microscópicamente, se encontró una lesión en el ventrículo izquierdo del corazón.

El joven murió de miocarditis, la cual aparentemente era completamente asintomática. Según la histología, la enfermedad había estado presente por lo menos por varios días o semanas. La causa es desconocida.

El doctor Lee revisó  las diapositivas microscópicas y concluyó, en su opinión, que la lesión del corazón era un infarto del miocardio que estaba sanando, ocurrida pocas semanas después de la primera vacuna de Gardasil.

Los fragmentos de ADN del gen L1 de HPV unidos al adyuvante de aluminio en el Gardasil pueden causar un aumento repentino e inesperado del factor de necrosis tumoral α y otras citocinas. Algunas de estas citocinas liberadas por los macrófagos son potentes depresores del miocardio, capaces de causar hipotensión con bajas perfusiones cardíacas en ciertos individuos genéticamente o físicamente predispuestos.

¿Por que es este caso significativo?

De acuerdo con la petición radicada:

Este era el caso de un joven atlético, obviamente saludable, quien estaba bajo el cuidado de un pediatra desde su nacimiento. El infarto del miocardio ocurrió entre dos inyecciones Gardasil, como está descrito en el informe del Médico Forense. De acuerdo con el doctor Lee, un infarto que se esté sanando a los 14 años de edad es algo prácticamente desconocido. De hecho, el doctor Lee señaló que el corazón en este caso presenta una descripción clásica de un infarto del miocardio observado en pacientes de mucha más edad con un historial de ataques cardiacos. El único factor que cambió en la vida de este joven fueron sus vacunas con Gardasil. 

Esto significa que no hay manera de saber cuántas niñas (o niños) vacunados con Gardasil han desarrollado lesiones permanentes del miocardio, así uno lo llame miocardistis o infarto, ambos son una patología silenciosa. ¿No es una patología cardiaca silenciosa una lesión si el paciente no muere?

En una entrevista telefónica con el doctor Lee acerca de la importancia de este caso para los padres y profesionales médicos, el doctor Lee dijo:

“Los adolescentes vacunados con Gardasil no deben participar en deportes competitivos, tales como el fútbol americano, por lo menos por dos meses y deben someterse a un electrocardiograma para descartar cualquier infarto del miocardio si hay una incidencia de sincope, incomodidad en el pecho, taquicardia o hipotensión dentro de los dos meses después de la aplicación del Gardasil.”

REFERENCIA

1. La petición No. 15-0160V puede ser obtenida solicitándola por email, favor escribir a This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. o This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. para pedirla.

 

Testimonio de víctima sobre los efectos secundarios de vacuna contra el VPH - Plenaria del Senado

Testimonio de María del Pilar Pomar Rivera: 2 minutos y 43 segundos que pueden salvar miles de vidas...

En este conmovedor testimonio, María del Pilar Pomar Rivera narra los efectos adversos que ha sufrido por la vacuna contra el virus del papiloma humano (VHP), Gardasil, que son los mismos que sufren las niñas de Carmen de Bolívar y de diferentes sitios del país.

María del Pilar ha tenido la valentía de llegar al corazón Congreso de La República, el mismo que votara una ley (la ley 1626 de 2013) para hacer esta fatídica vacuna "gratuita y obligatoria" en toda Colombia.

María del Pilar es un ejemplo a seguir, por una causa justa, la de hacer que se derogue la ley que impuso esta vacuna y que se trate a las víctimas como es debido, compensándolas a ellas y a sus familias por todo el sufrimiento ocasionado por una vacuna completamente inútil y altamente perjudicial

 

Testimonio escrito de María del Pilar:

"Soy María del Pilar Pomar Rivera, de Cartagena, Victima de la Vacuna del Papiloma Humano de 34 años mi historia comienza así:

Cómo quisiera despertar una mañana y que esto fuera solamente un sueño y no tener que pensar: ¿será que mis piernas seguirán funcionando? ¿Podré levantarme de la cama? ¿Podré caminar? Y vuelvo en mí y me doy cuenta de que no es un sueño, es mi realidad, realidad que empezó cuando Profamilia fue a mi oficina a promover la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) y acepté ese enero del 2013 ser parte de esta pesadilla que vivo todos los días.

Después de cada dosis empecé a tener variedad de síntomas pero solo a la tercera sucedió lo inesperado. Un día estando de pie me desmayé y perdí la conciencia, desde ese momento no he parado de desmayarme, mi tensión arterial tiene cambios grandes cada vez que cambio de posición, perdí la fuerza en mis manos y piernas y el vértigo, las parálisis, convulsiones (movimientos tónicos clónicos), la pérdida de concentración, la intolerancia a la luz y la fatiga crónica se volvieron constantes así como muchos otros síntomas afectando mi vida social, laboral y familiar.

He estado con los mejores especialistas del país y me han sometido a cientos de pruebas que han arrojado enfermedades orgánicas post vacunales consistentes con el síndrome ASIA, (Síndrome Autoinmune Inflamatorio Inducido por Adyuvantes, hidróxido de aluminio) ocasionando en mi cuerpo daños neurológicos, cardiacos, daño en la piel,  las articulaciones, e insuficiencia ovárica. 

No soy una niña pero mi madre me llama todos los días y me dice: ”Mi chiquita, tú eres una guerrera levanta la cabeza, quiero que me devuelvan a mi hija tan llena de vida y energía” y comprendí que la vacuna del VPH no solo robó mi energía sino mi identidad, porque no soy la misma, ni física ni intelectualmente. Escribí estas líneas con lágrimas en mis ojos, porque recuerdo mi vida con un antes y un después, con un futuro hermoso y ahora con uno incierto.

Decido hablar para mostrar la realidad de lo que hace esta vacuna en el cuerpo de las niñas y mujeres del país y del mundo y para exigir al gobierno nacional una atención integral y personalizada en salud acompañada de un grupo médico científico sin conflicto de intereses para que nuevamente restablezcan la salud de las casi mil afectadas en Colombia."

María del Pilar, en estas fotos, antes y después de la vacuna. Su pequeña hija es ahora el ángel guardián que colabora en su cuidado.


Petición al Ministerio de Salud para que se suspenda la aplicación de la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH)

Es muy importante la colaboración de todos los colombianos conscientes para que el Ministerio de Salud suspenda la aplicación de esta vacuna en Colombia. Pueden firmar una petición para ello haciendo clic aquí.

¡Gracias por su apoyo y solidaridad!

 

Subcategories