Testimonio sobre Aura Cristina Campo Perdomo

por Edith Perdomo Londoño

Todo comenzó el 25 de Abril de 2013 al mes de haberle aplicado la tercera dosis, ese día la niña refería mucho dolor en el muslo derecho,  y con los días fue aumentando a cadera, rodilla, tobillo y hombro del lado derecho. Para el 1 de mayo de ese año fue la primera hospitalización. Fue tratada con esteroides por una poliartritis reactiva, los dolores nunca mejoraron y por el contrario comenzó a presentar fuertes dolores de cabeza, mareos, visión borrosa, dolor en la caja torácica, obligando a hospitalizarla en 1 año 4 veces, dejo de asistir al colegio, la remitieron a psicología y psiquiatría donde la encontraron depresiva y comenzaron a tratarla con medicamentos antidepresivos. En momentos de crisis no podía sostenerse y nos ayudábamos con silla de ruedas y muletas porque ya no podía caminar normalmente. El reumatólogo termino diagnosticándola con fibromialgia juvenil.  

En el mes de enero de 2014 me di cuenta de que mas niñas tenían síntomas parecidos o iguales y lo relacione con la vacuna, dejando constancia en su historia clínica. Radiqué mi queja en secretaria de salud en el mes de mayo  y en julio la llevé al tratamiento en Bogotá donde la diagnosticaron con intoxicación de metales pesados. Le hicieron quelaciones y mejoro 100% durante el tratamiento, pero a los 20 días de haber llegado de nuevo a Cali, la niña recayó, actualmente, esta cojeando, le duelen mucho los dedos y no puede ni coger un lápiz, por consiguiente no va al colegio. Le le recetaron gabapentina, pero es no POS y según la EPS este medicamento ya no lo aprueba el Invima y no está tomándolo, toma winadeine para el dolor, pero ya no le hace nada, la terapia ocupacional no la soporta por el dolor y estoy esperando autorización de hidroterapia.

Ella es hipotiroidea y toma 75mg de levotiroxina (esto desde antes de empezar el problema).